dimecres, 14 de febrer de 2007

Els bisbes catalans pensen



La setmana passada es va fer la reunió trimestral de la Conferència Episcopal Tarraconense a Tiana. No hi ha hagut cap novetat transcendent, però han fet una de les coses interessants que repeteixen cada dos anys, la trobada amb professors de la Facultat de Teologia de Catalunya i de la Facultat de Filosofia de la Universitat Ramon Llull. Aquesta vegada hi han assistit nou professors: Armand Puig, Gaspar Mora, Xavier Morlans, Màxim Muñoz, Salvador Pié, Ramon Prat i Pons, Joan Martínez Porcell, Vicent Igual i Carles Llinàs.

Aquestes trobades bisbes-teòlegs poden semblar irrellevants, però són significatives. D’una banda, perquè és una decisió arbitrària dels bisbes fer-les o no. No tots ho fan i, per exemple, la Conferència Episcopal Espanyola ja fa uns anys que les ha abandonat. D’altra banda, perquè fer-les demana una actitud dialogant: asseure’s i parlar amb nou persones que de teologia en saben més que tu i, per tant, que per molt bisbe que siguis poden no donar-te la raó. A més, aquestes trobades només es poden fer si hi ha un clima i una disponibilitat a escoltar-se mútuament i que ningú està cohibit pensant en les conseqüències de dir les coses com es veuen. I, finalment, hi ha d’haver matèria prima. És a dir, tenir bisbes disposats a pensar i tenir teòlegs preparats.

Per sort, sembla que això a Catalunya ho mantenim i que ningú té ganes de perdre-ho. Com en altres ocasions, el tema principal d’aquesta reunió no va ser discutir de punyetes doctrinals, sinó d’interrogar-se sobre el què manca per anunciar millor l’Evangeli a la gent d’avui. No en van sortir receptes màgiques, però que els bisbes i els teòlegs catalans en puguin parlar amb normalitat, és més que un patrimoni a preservar. Tampoc cal anar gaires anys enrera per recordar que la principal preocupació d’algun bisbe era controlar doctrinalment la Facultat de Teologia enlloc de sentir-se interpel·lat per la seves aportacions. Si els teòlegs només poguessin dir el que els diuen els bisbes, no hauríem arribat al Concili (i em refereixo al de Trento).

1 comentari:

Pauper maestus ha dit...

Nuevo post en De Bello Pallico


http://debellopallico.blogspot.com/

¡ESTOS TEÓLOGOS PROGRE-PIJOS SON GALLINA VIEJA!


Y vosotros, carísimos Pastores, a pesar de vuestras humanas deficiencias, sois los Sucesores de los Apóstoles. Debéis convenceros de ello. Si dudáis al miraros al espejo, leed las Cartas de Santa Catalina de Siena, dirigidas a Gregorio XI en su exilio semi-voluntario a Aviñón. Todas ellas se pueden resumir en una idea: Hay que convencerse de lo que uno es para desarrollar la misión que Dios os pone en las manos. No sois Obispos para vosotros mismos lo sois para el pueblo, lo sois para la Iglesia. Y si tenéis duda sobre qué es la Iglesia, escuchad a la Doctora de la Iglesia(nos lo recordó el mismísimo Pablo VI el día de su proclamación como tal):"La Iglesia es el mismísimo Cristo".
No podéis esterilizaros escuchando a aquellos que son "gallina vieja" en cuyo caldo se ha incubado la destrucción de la Facultad, la Teología y el Sacerdocio. Hoy he dirigido mi mirada y mis piececitos hacia la parte más oscura de mis estanterías (esa que cariñosamente llamo Sección Infierno)buscando las publicaciones de la Facultad de Teología en los años de estudio. He dado con "Transcendència i Testimoniatge" ,colección Saurí, Barcelona 1977: hay están todos y todo lo que han defendido siempre, Perarnau y sus tesis a lo Loisy sobre la dicotomía entre la Iglesia y el Reino, sobre el Jesús de la Historia y el Cristo de la Fe: Jesús predicó el Reino y vino la Iglesia; allí Rovira Belloso con su visibilidad de la Iglesia reducida a la asamblea litúrgica del domingo entorno a la Eucaristía; allí Pié Ninot con su Cristo que "resucita por dentro"(a cuantas monjas ilusas y seminaristas ha hecho esto daño) ,ahí el señorito Gaspar Mora con su "especificidad de la moral entendida en la dimensión ética del mensaje de Jesús, Hombre que ha vivido una auténtica vida humana" con su antropología diversiva de nuevo trato, poniendo claro está el remate Puigdollers con su tesis "para el cristiano no existen leyes morales" donde la posesión del Espíritu y el Amor nos aseguran la Fe (la sola que basta). A su lado el abominable libro (dejemos descansar en paz al autor) "El sacerdot avui, vida i missió" que es la mayor desmitificación del sacerdocio católico jamás leída, nada importante si el autor no hubiera sido rector del Seminario...¿Eso es lo que quiere Grassus para la Facultad de la que es Gran Canciller? ¿Eso es lo que quieren el resto del episcopado catalán? Es muy posible que por no crearse problemas añadidos los 4 o 5 obispos de sana doctrina callen y consientan haciéndose los tontos. ¿Es esté el sentido y responsabilidad del munus docendi episcopal del que fueron investidos ellos y no esos viejos teólogos? ¿Puede Grassus consentir que Listerinus de la Santa Bulla (el cara de marmota alto-pirenaica) le marque el camino a seguir? Ese que comenta que no trataron "puñetas doctrinales", y que afirma que esos teólogos saben más que ellos. Ese al que tienen mantenido por subvenciones y cargos representando la voz de la Iglesia Catalana.
Pero ¿a quien quieren engañar esos teólogos? Teólogos procedentes del pijerío barcelonés, muchos de los cuales ni celebran la misa diaria, que han fracasado en todos los intentos de pastoral juvenil: Hora 3,JOBAC,MUEC (claro si se los llevaba a esquiar a Baqueira poco éxito tendría). Esos que viven como reyes viajando de aquí para allá a expensas de alguna ricachona que les mantiene a gastos pagados(ahora Dinamarca, ahora Tierra Santa con Grassus y Turull, ahora les paga las cenitas a los niños del Tornar a Creure, o las gasas y velones de la cybercapilla).
Esos que viven en pisos superlujazo con servicio y que las únicas bodas que celebran son las de los pijos de San Gervasio acudiendo a ellas con "motxilla i gorro" de jesuita progre como Melloni (el que organiza actos de oración interreligiosa con textos musulmanes, a los que sólo van desafortunadas monjas, claro).
¿El futuro de la teología ,la fundació Fe y Cultura, la Facultad es Lluis Duch con su "Crisis de la Transmissió de la Fe"? ¿Es eso lo que desean?
Nosotros decimos: ESTAMOS HARTOS DE ANALISIS, DUDAS, INCERTIDUMBRES, HIPOTESIS, VACILACIONES Y DESTRUCCIÓN.
Pensamos que ha quedado clara la sustancia del problema (Listerinus que es un advenedizo sin formación pensará que sustancia es lo mismo que comprendía Fray Gerundio de Campazas: lo que queda en caldo después de haber hervido la gallina !)
Nosotros no les insultamos, carísimos Pastores, les están insultando ellos. Están deshonrando y avergonzando su misión episcopal.
Para nosotros la única deshonra consiste en no acostarse ardiendo de cansancio en esta incivilidad que destroza a los hombres de fe hasta aplastarles el alma. La deshonra para un sacerdote y un obispo es enseñar una fe que es supremo riesgo sin correr el riesgo de la santidad ni el de la verdad que los poderosos, titulados y beneficiados están de acuerdo en rechazar.
No debéis entender nuestra exhortación como "una vergonya". La única vergüenza reside en traicionar la humildad del taller de Nazaret, el pacto de fidelidad con los humildes hombres y mujeres de fe(los más pequeños) celebrado el Domingo de Ramos, el pacto de Sangre del Gólgota, renovado en el compromiso bautismal lo mismo que en el sacerdotal. La vergüenza, para el sacerdote y para el obispo, se funda en pronunciar palabras que no son compromisos, en contraer compromisos que no se traduzcan inmediatamente en gestos de sacrificio.
La grandeza de un obispo es casi infinita, su entrega debe ser total. Todos los días vive en la tensión del drama. Es un juego del que no le es permitido salir. Se ha empeñado en una batalla en la que no es lícito levantar los brazos en gesto de rendición.
La víctima no sacrificada es un ropaje en el vacío, máscara sobre la nada, contradicción a gritos. Como la de todos los sacerdotes de Cristo.